Cambio climático y riesgos alimentarios

Isidro Juan Mirón Pérez

Resumen


El concepto “seguridad alimentaria” tiene dos acepciones. Una referida a la seguridad en la provisión de alimentos y otra a la salubridad de los mismos. La mayoría de trabajos que relacionan el cambio climático con la seguridad alimentaria se refieren a la primera acepción del término: seguridad en la provisión de alimentos.

El aumento de las concentraciones de dióxido de carbono unido al incremento de las temperaturas a nivel global produciría, teóricamente, un mayor rendimiento en los cultivos destinados a la alimentación humana y animal. Sin embargo, una mayoría de estudios han evidenciado que, en general, los rendimientos en los cultivos están disminuyendo ya que ese cambio global también incluye un aumento en la frecuencia de episodios meteorológicos extremos. Además, estas anomalías climáticas estarían irregularmente distribuidas afectando de forma más intensa a los países en vía de desarrollo y con menor capacidad para afrontar ese cambio. Todos estos factores derivarían en una mayor incertidumbre en la provisión de alimentos, siendo también menos previsible y sujeta a las especulaciones de los mercados.

Podría preverse que un aumento de la temperatura media incrementara el riesgo de proliferación de microorganismos productores de enfermedades de origen alimentario como Salmonella o Campylobacter. No obstante, en los países desarrollados, en los que los sistemas de información permiten conocer la evolución temporal de ocurrencia de esas enfermedades, aún no se ha detectado una tendencia en ese sentido ya que los medios de conservación de alimentos y los controles que se realizan están bastante extendidos.


Palabras clave


salud; cambio climático; seguridad alimentaria

Texto completo:

PDF
PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2017 Revista de Salud Ambiental

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.